domingo, 13 de noviembre de 2011

The Company Man

de John Welles

Sosa película centrada en el desempleo que aqueja a un trío de altos ejecutivos norteamericanos. Está rodada con corrección y se deja ver, pero su electrocardiograma resulta demasiado plano.

Su argumento parece una tormenta de ideas sobre posibles escenarios a partir de la situación de paro: problemas conyugales y familiares, ajustes económicos, frustraciones en la recolo-
cación, suicidio, regreso a los orígenes, valor de las pequeñas cosas, refuerzo de la familia, etc.

El caso es que todas estas líneas tienen una escena, están apuntadas en la película, pero ninguna está desarrollada. El lujo de contar con un elenco de actores tan contrastado resulta desaprovechado. Destaca el poderío de Tommy Lee Jones, cuyo rictus de amargura cifra la película toda. 

El happy end obligatorio y que se trate de ejecutivos que pierden la mansión y el porsche acaban alejándote emocionalmente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.